'Don Mario', capo o títere

. jueves, 16 de abril de 2009
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

PERFIL | Capturado el 'narco' colombiano más buscado

  • El Gobierno se pregunta cómo pudo escalar un hombre gris e indeciso como él
  • Otros dirigentes, como 'Cuchillo', podrían intentar ampliar ahora su poder

Hace unos años el Ejército encontró armamento y un diario en un coche abandonado. Pertenecía a Daniel Rendón, entonces un jefe paramilitar de segundo nivel, desconocido para la opinión pública y de escasa importancia para las autoridades. Su relato, salpicado de hechos sanguinarios, no hizo sino confirmar la terrible crueldad de los métodos que empleaban. Pero no desvelaba nada que ayudara a adivinar que años más tarde aquel oscuro personaje del hampa, uno más en la cadena de mando de las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), se convertiría en 'Don Mario', el capo más buscado en Colombia.

Y es que las autoridades colombianas, que conocen a fondo la estructura criminal que manejó el detenido, aún se preguntan cómo pudo escalar a la cima en poco tiempo un hombre apocado, gris, indeciso, sin la fuerza de carácter que requiere conquistar a sangre y fuego el comercio de cocaína. Más aún, un jefe capaz de agrupar bajo un mismo cártel a cientos de antiguos miembros de las AUC procedentes de diferentes bloques de guerra, que solían controlar el narcotráfico en las regiones sobre las que mandaban.

Por eso pensaban que alguien movía los hilos y que 'Don Mario' no era sino un títere con nombre rimbombante.

Las primeras sospechas recayeron en su hermano, Freddy Rendón, alias 'El Alemán', ex jefe del Bloque Élmer Cárdenas, hoy día preso. Lo

descartaron por falta de pruebas, porque ha intentando convencer al mayor de la familia a que se entregue, y porque sigue inmerso en el proceso de paz que las AUC firmaron con el Gobierno.

Ese nombre podría ser Vicente Castaño, uno de los comandantes paramilitares más poderosos y que siempre se movió en la sombra. Unos lo dan por muerto y otros no descartan que siga vivo. No hay otra hipótesis si bien ahora, con las declaraciones que tendrá que rendir el capo ante la Justicia, tal vez llegue a desvelarse el misterio.

Dos policías escoltan a 'Don Mario' (centro) tras ser capturado. | Reuters

La caída de 'El Alemán'

Daniel Rendón nació hace 41 años en Amalfi, departamento de Antioquia, el mismo pueblo de los hermanos Castaño, fundadores de las Autodefensas. Por ellos se alistó a sus ejércitos y combatió en sus guerras primero contra las FARC y el ELN, y luego, con el transcurrir del tiempo, como narcotraficantes de pura cepa. Pasó varios años en el departamento del Meta, al este de Colombia, bajo el mando de Miguel Arroyabe. Junto a él y gracias al tráfico de cocaína logró hacerse multimillonario hasta el día en que al citado capo lo asesinaron sus propios lugartenientes. Rendón huyó entonces a cobijarse bajo el ala protectora de su hermano, 'El Alemán', cuya zona de influencia estaba en la región de Urabá, en los departamentos de Antioquia y Chocó.

Ambos se desmovilizaron en 2006, pero cuando el presidente, Álvaro Uribe, ordenó encarcelar a la cúpula paramilitar y sus mandos más cercanos, a pesar de estar todos protegidos por un acuerdo de paz, Daniel Rendón pasó a la clandestinidad mientras 'El Alemán' optaba por plegarse a la voluntad del Gobierno.

Poco después reapareció como 'Don Mario', líder de un movimiento pseudopolítico que bautizó como Autodefensas Gaitanistas. Si bien invocaba fines altruistas, como convocar a la ciudadanía a luchar contra la corrupción, mezclados con mensajes anti-guerrilleros, lo cierto es que no dejaba de ser una burda tapadera de un cártel de la droga.

Ascenso y sucesión

Reclutó a cuanto ex paramilitar con buena hoja de servicios criminales pudo, algunos por las buenas y otros por las malas, porque mandaba sicarios a todo aquél que se le resistía. También compró bandas enteras de delincuentes así como integrantes de la Justicia o la policía y el Ejército. Voló tan alto que Guillermo León Valencia, hermano del actual ministro del Interior, está preso acusado de haberle hecho favores a cambio de dinero y diversos regalos, cuando ejercía como Director de Fiscalías de Medellín.

Poco a poco fue ganando territorios a costa, en parte, de Los Paisas, la banda. Los muertos entre ellos se cuentan por centenares.

Una vez apresado, comenzará otra batalla entre los jefes de poca monta que hayan logrado escapar hasta que uno de ellos se haga con el mando. Si es cierto que 'Don Mario' era un títere, quien le dirigía buscará a otro que le reemplace. Y hay capos como 'Cuchillo' que pudieran tener la tentación de extender sus tentáculos. De momento hay mucha especulación y una sola certeza: el narcotráfico seguirá vivo y coleando, con o sin 'Don Mario'.